Los nuevos consejeros prometen trabajar para crear una Andalucía «más competitiva»

Los once consejeros atendían a los medios de comunicación tras tomar posesión de sus cargos esta mañana, donde han dejado claro sus intenciones de cara a los próximos cuatro años de legislatura

ABC / SEVILLA
07/05/2012 - 16:52 h.
El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, junto a su nuevo equipo de gobierno en la tradicional foto de familia / EFE
El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, junto a su nuevo equipo de gobierno en la tradicional foto de familia / EFE

Los once consejeros atendían a los medios de comunicación tras tomar posesión de sus cargos esta mañana, donde han dejado claro sus intenciones de cara a los próximos cuatro años de legislatura. Todos han coincidido en mostrar «lealtad institucional» al cargo que el nuevo presidente de la Junta de Andalucía les ha otorgado.

Diego Valderas, vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales

Diego Valderas ha destacado hoy la necesidad de «cambiar la política, especialmente la económica desde Bruselas para salir de la crisis», algo que vendría «muy bien» a la comunidad. Ha señalado que «es verdad» que ahora Andalucía tiene unos presupuestos «muy duros», pero considera que a partir de ahora «hay que poner la fe en los presupuestos de 2013». Asimismo, ha apostado por llevar a cabo «un gran encuentro con los andaluces» en una coalición de un gobierno que es «plural pero con una sola política» y ha manifestado que hay que compartir las decisiones de la ejecutiva regional «con el conjunto de los andaluces». En su opinión, esto sería «un paso adelante importante» para hacer posible que toda la región comparta la salida de la crisis desde la posición que, según ha dicho, ha expresado el presidente, José Antonio Griñán, «de mirar a la parte más débil de la sociedad». Además, ha llamado a tener «mucho diálogo, mucho acuerdo y mucha lealtad institucional»para alcanzar «ese gran acuerdo económico y social por Andalucía en el que las instituciones públicas van a jugar un papel central y fundamental», pacto en el que deben incorporarse los ayuntamientos, ha añadido.

Susana Díaz, consejera de Presidencia e Igualdad

Susana Díaz ha querido dejar claro que su prioridad es el Gobierno andaluz, lo que le llevará a dejar su tarea como secretaria de Organización del PSOE-A, por falta de compatibilidad, en el próximo congreso regional, que se celebrará el segundo fin de semana de julio en Almería. Díaz se ha mostrado convencida de que el PSOE-A va a hacer un gran congreso, el que necesita este partido, que sea útil para los andaluces. Asimismo ha expresado su satisfacción y orgullo por la confianza que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha depositado en ella y ha confiado en estar a la altura de lo que no necesitan los andaluces en estos momentos difíciles. Se ha mostrado convencida de que Griñán ha hecho un Gobierno «fuerte, solvente y responsable, que va a situar a las familias andaluzas y a Andalucía en el centro de sus prioridades, algo que se va a hacer con diálogo, con búsqueda del consenso y con transparencia». Ha señalado que este nuevo Gobierno sabe, sobretodo, que Andalucía tiene que salir de esta situación creciendo y generando empleo, pero sin tocar lo que nos hace iguales, nuestro estado del bienestar. También ha aclarado que el Gobierno de Griñán tenderá la mano al diálogo con el Gobierno de España y con todas las fuerzas políticas, al tiempo que defenderá con firmeza los intereses de esta tierra.

Emilio de Llera Suárez-Bárcena, consejero de Justicia e Interior

Emilio de Llera ha señalado por su parte que la juez Mercedes Alaya, que instruye el caso del fraude de los ERE, «técnicamente» ha tomado decisiones que él no comparte como jurista, aunque cree que «no hay motivos para pensar que sea deshonesta en nada». Una de las decisiones con la que no está de acuerdo es la de ingresar en prisión al exconsejero de Empleo Antonio Fernández, algo que no comparte porque cree que era «innecesario», aunque como consejero no se ha querido pronunciar y ha dicho que la juez merece todo su «respeto y admiración». Ha explicado, además, que él nunca llevó el caso de los ERE porque se trata de corrupción y él coordinaba los delitos económicos, algo de lo que se alegra porque cree que es un «marrón» que le ha tocado a sus compañeros, que por su trabajo valen «un potosí». De Llera se ha mostrado «contento pero preocupado» con el nuevo cargo porque nunca ha desarrollado una tarea igual, por lo que le da «un poquito de vértigo», aunque ha explicado que la voluntad del presidente, José Antonio Griñán, es «marcar un antes y un después en las relaciones entre el gobierno andaluz y los órganos de Justicia».

María del Mar Moreno, consejera de Educación

Mar Moreno ha asegurado que se propone mantener una relación de «diálogo y lealtad» con el Gobierno central pero que la ejecutiva regional peleará «hasta el último euro» en materia educativa y defenderá siempre su carácter público. Moreno ha dicho a los periodistas que también defenderán «el carácter público y la capacidad para generar igualdad» que tiene la política educativa y ha anunciado que en 48 horas habrá «cuestiones concretas» sobre la paralización de las oposiciones de profesorado en la comunidad. Ha asegurado que tiene «meridianamente claro» que la mejor herramienta para trabajar es el diálogo, por lo que intentará llevarlo a cabo con el Estado, con el profesorado, con las familias y con el resto de la comunidad educativa. En el día de su cumpleaños, Moreno ha indicado que «se podría interpretar como un gran regalo» contar con la confianza del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, para seguir formando parte del gobierno andaluz, ya que en la anterior legislatura ha sido consejera de Presidencia.

Antonio Ávila, consejero de Economía, Empleo e Innovación

Por otro lado, Ávila ha manifestado que su política al frente de la «macroconsejería» de Empleo y Economía será de «máxima colaboración con la Justicia», en relación a la investigación judicial de las irregularidades detectadas en los expedientes de regulación de empleo (ERE) tramitados por la Junta de Andalucía. Antonio Ávila se ha mostrado «muy honrado» por la confianza depositada en él por el presidente de la Junta, José
Antonio Griñán, una confianza que asegura afrontar con «responsabilidad» para ser útil a los ciudadanos y capaz de responder a sus demandas. De este modo, ha puesto de manifiesto que el Plan de Empleo es un elemento que estaba en programa electoral del PSOE y «en primera línea documento programático para el Gobierno de PSOE e IU», por lo que «va a ser uno de los elementos de referencia» en la legislatura que comienza. Con respecto a la fusión de su consejería con la que hasta ahora dirigía Manuel Recio, ha indicado que, como su nombre indica, el fin de su consejería es «que la economía andaluza sea competitiva mediante la innovación y la ciencia», por lo que considera que con la integración «puede desplegarse dentro del modelo hacia el empleo de una forma más adecuada de lo que se está haciendo en otros territorios».

Carmen Martínez Aguayo, consejera de Hacienda y Administración Pública

Aguayo ha asegurado, por su parte, que el recorte de 2.700 millones de euros en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2012 para cumplir el objetivo de déficit «viene determinado en una parte importante por la disminución de fondos del Gobierno central» que ha decidido «con sus propias medidas». Martínez Aguayo asegura que con IU ve «coincidencia plena» en las prioridades presupuestarias. Según la titular de Hacienda, «aunque vivimos una crisis económica hace un tiempo, estamos ante un momento singularmente complicado que afrontamos con ilusión y mucha responsabilidad pensando siempre que esta crisis no puede llevarse por delante ni servicios públicos fundamentales y que de ella vamos a salir todos».

Elena Cortés, consejera de Fomento y Vivienda

La nueva consejera andaluza de Fomento y Vivienda ha afirmado que afronta «con mucha esperanza» que «nuevas políticas de izquierda» puedan alumbrar «un nuevo futuro más pronto que tarde», así como poder «poner la política al servicio de los ciudadanos, es decir, el factor humano como elemento fundamental». Cortés ha admitido que asume el cargo «con mucha responsabilidad», al tiempo que ha apuntado que es «un honor» ser consejera de este Gobierno andaluz. De otro lado, Cortés ha apuntado que la última modificación de la Constitución «pone encima del factor humano y las necesidades de los hombres y las mujeres la cuestión del déficit», por lo que espera «poner la política al servicio de los ciudadanos, es decir, el factor humano como elemento fundamental». Por otro lado, ha anunciado como primeras tareas de su departamento «reprogramar los presupuestos, un plan de choque de rehabilitación de la vivienda y trabajar para ver cómo se puede dar una solución, con diálogo, transparencia y participación, a los afectados por los desahucios».

Luis Planas, consejero Agricultura, Pesca y Medio Ambiente

Luis Planas ha reconocido que asume esta tarea en el Gobierno andaluz con «honor y gran responsabilidad», al tiempo que ha señalado que el desarrollo y la sosteniblidad tienen que ser «un eje común» en la política autonómica. En referencia a su departamento, que asume las competencias de las anteriores consejerías de Agricultura y Pesca y de Medio Ambiente, así como las relativas a Urbanismo y Ordenación del Territorio, ha indicado que ahora trabajará en la estructura de «una Consejería que tiene competencias muy amplias». No obstante, el nuevo consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha afirmado que “afortunadamente” tiene un equipo humano “fantástico” en la Consejería para afrontar todas las tareas, a las que “me voy a dedicar desde hoy”, ha afirmado. Planas, por otro lado, ha afirmado que espera lograr que la agricultura sea una «seña de identidad del desarrollo» andaluz. Además, ha añadido que el desarrollo y la sostenibilidad tienen que ser «un eje común» de actuación. Éstas, más la ordenación del territorio y de las costas, son tareas «colosales, de futuro, europea y de modernización».

María Jesús Montero, consejera de Salud y Bienestar Social

María Jesús Montero ha manifestado que Andalucía debe de ser «un ejemplo en el desarrollo de los derechos ciudadanos en materia sanitaria y de asuntos sociales», dentro de un marco de austeridad presupuestaria. Montero ha explicado que «el reto» de su departamento en la nueva legislatura será el mantenimiento «de la estabilidad fiscal sin retroceder ni un solo paso en materia de los derechos conquistados por la ciudadanía». Ha aludido al escenario de «austeridad» que va a definir el presupuesto de la Junta de Andalucía y ha reiterado que el Consejo de Gobierno, que mañana se constituirá, estudiará en ésta o en próximas sesiones el recurso de inconstitucionalidad que la Junta de Andalucía quiere presentar contra el decreto ley de ajustes sanitarios. «Queda firme el compromiso del presidente de que Andalucía tiene que ser un ejemplo en materia de derechos sociales, de sanidad, de educación; en definitiva, en aquello que nos hace ciudadanos de primera y que permite que los ciudadanos tengan un colchón de bienestar para poder desarrollar su proyecto vital», ha apostillado.

Rafael Rodríguez, consejero de Turismo y Comercio

Rafael Rodríguez (IULV-CA) ha anunciado este lunes su disposición a ser «un aliado permanente» de los representantes de los sectores que compiten a su departamento dentro de la Junta de Andalucía, con los que se ha comprometido a mantener «una interlocución fluida». Rodríguez ha expresado que no escatimará en esfuerzos y energía para que se lleven a cabo «los máximos consensos en materia de promoción y desarrollo de políticas turísticas de Andalucía«. Con respecto a las competencias de Comercio, ha señalado que se trata de un sector «trascendental» que «mueve el porcentaje más elevado de la pequeña y mediana empresa (pyme) de Andalucía», lamentando que «a veces no tiene suficiente apoyo ni interlocución por parte de los poderes públicos».

Luciano Alonso, consejero de Cultura y Deporte

Luciano Alonso ha manifestado este lunes que el área cultural que asume desde esta misma jornada es «un hermoso reto» con el que se encuentra «extraordinariamente feliz», adelantando que uno de los puntos que considera fundamentales en este ámbito es el de «hacer que la cultura se ponga al servicio de los ciudadanos, no de los consumidores». El consejero ha afirmado que «la cultura, la participación y el crecimiento de los andaluces se hace siempre mucho mejor de mano de una cultura dinámica, participativa y activa»; junto a ella también se encuentra «la cultura generadora de riqueza», valorando que «las industrias culturales en este momento también son imprescindibles y necesarias». «Un hermoso reto el de la cultura en Andalucía, que asumo extraordinariamente feliz», ha concluido.

blog comments powered by Disqus