Elecciones en Andalucía: Los delfines varados de Jaén

Las caras que han pasado con más pena que gloria por este nuevo Gobierno

JAVIER LÓPEZ / Jaén
08/05/2012 - 6:35 h.
La socialista Mar Moreno
Mar Moreno con Griñán. RAÚL DOBLADO

Al filo del octavo año triunfal autonómico, el PSOE andaluz preparaba un recambio para sustituir a Rodríguez de la Borbolla, presidente de la Junta, por una renovada cara amable, la de Leocadio Marín, que entonces, 1989, regentaba la Cruz Roja Española. Sin embargo, en el camino de Marín se cruzó un descamisado con pedigrí, Juan Guerra, hermano de Alfonso, que al utilizar un despacho oficial en la sede de la delegación del gobierno que dirigía el político jiennense acabó con sus elevadas expectativas. Desde que Marín, natural de Baeza, perdió la oportunidad de su vida, la receta de la miel en los labios se ha convertido en menú del día en el PSOE de Jaén, cuna de delfines varados. Hace cuatro años le sucedió lo propio a la carolinense Mar Moreno, elegida por Zapatero para sustituir a Manuel Chaves y hace una semana ha quedado en la cuneta política Micaela Navarro, la iliturgitana escogida por Rubalcaba para desbancar a Griñán de la secretaria general si el pasado 25 de marzo las urnas hubieran seguido las directrices de las encuestas. Lo que diferencia a Navarro de Marín y Moreno es que no le ha servido de nada contar con un protector de lujo, Gaspar Zarrías, un experto en intriga política que, según la leyenda propagada por sus próximos, no ha perdido nunca una guerra en política. El presidente de los socialistas jiennenses se enfrentó en su día al hoy alcalde de Baeza y en fechas recientes convirtió en apestada a Moreno. Con la ex titular de Igualdad, todo han sido mimos. Hay afectos que matan.

blog comments powered by Disqus